Los estudiantes chilenos Felipe Osiadacz y Fernando Candia podrían ir a la horca tras verse involucrados en un confuso incidente en el que resultó muerto un ciudadano de Malasia. Poco se sabe de los hechos.


Según La Tercera, los amigos llegaron a Kuala Lumpur desde Nueva Zelanda, donde se encontraban trabajando en el programa Working Holiday.

Tras ir a un bar llegaron de madrugada al hotel. Una vez en el ascensor se produce una discusión con un hombre que acompañaba a una mujer. En ese momento uno de los chilenos lo reduce con una llave, sujetándolo con fuerza sobre el suelo. El malayo sufre un paro cardiorespiratorio y muere.

El senador Francisco Chahuán, a quien se acercó el papá de Osiadacz, contó que “los venía siguiendo una persona al hotel. Logran entrar al ascensor. Y finalmente se produce un forcejeo y mientras piden a la persona de recepción que llame a la policía, lo tienen sostenido y finalmente termina asfixiado”.

El parlamentario criticó que “no se han respetado las garantías procesales. Han estado privados de libertad siete meses en condiciones de precariedad y, además, se va a iniciar un juicio. Por lo menos, de los testimonios en que he recibido del padre, me señalan que existe un video del lugar en el que se habría producido la muerte, y ellos habrían actuado en legítima defensa”. El padre de Osiadacz pidió a la Cancillería agilizar el apoyo diplomático de cara al juicio que arranca el próximo 29 de mayo.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE