A pesar de tener problemas de salud por las más de 60 operaciones, Rodrigo Alves, más conocido como el Ken humano, ha querido volver a transformar su cuerpo. Este joven brasileño decidió cambiar el color de los ojos, pero los médicos se negaron a realizar esta intervención.


Rodrigo Alves se hizo famoso por haberse hecho más de 60 operaciones y gastado más de $800.000 dólares para poder transformarse en el “hombre perfecto”, tal como en sus sueños de infancia; transformarse en el Ken Humano.

Pero desde hace un mes, Alves viajó a Nueva Delhi, en la India, para cumplir su deseo pero tuvo que regresar a casa con el mismo aspecto. Los doctores le dijeron que no podían cambiarle el color de los ojos porque los tenía muy pequeños para sostener el iris artificial.

Esta intervención, que cuesta más de 10.300 dólares, suponía cortarle 2,8 milímetros de su globo ocular y colocar un implante de silicona del color que deseara para aparentar un iris artificial. Según los cirujanos, esta operación podía dejarlo ciego, entre otros muchos más problemas.

Tras la decisión de los médicos, el Ken humano tendrá que seguir usando unas lentillas hechas a mano por un artista de Estados Unidos y que cada par cuesta unos 500 dólares.

Pero las críticas de los médicos no llegaron a oídos sordos y aunque Alves no pretende dejar de lado la cirugía plástica, declaró que desde ahora en adelante bajará de peso de manera natural y comenzará, por primera vez, a asistir al gimnasio.

“Quiero perder peso de forma natural ahora. Quiero hacerlo como todos. Le estoy diciendo adiós a la liposucción. No digo que no me vaya a estirar la cara cuando quiera o necesite hacerlo. Sólo estoy cambiando un poco mi estilo de vida, lo que significa tener una buena dieta y, por primera vez en mi vida, enfrentar el gimnasio” declaró en sus redes sociales.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE