Lo natural es que los padres ejerzan de padres y que los hijos ejerzan de hijos, sin embargo en ocasiones sucede justo lo contrario y por diversas circunstancias los hijos acaban haciendo de padres invirtiendo el papel que por naturaleza les corresponde.


Motivos para el cambio de roles

Los motivos por las que un hijo puede adoptar el papel de su progenitor pueden ser variados:

  • Uno de los padres fallece y el hijo de forma más o menos consciente tiende a tapar ese hueco asumiendo responsabilidades que no son suyas.
  • También cuando ocurre una separación entre los padres y el hijo se queda con uno de ellos.
  • Cuando el hijo tiene un comportamiento disfuncional por carencias en los padres a la hora de educar; esto hace que los hijos inconscientemente rechacen a sus progenitores como modelos a seguir.

Usurpando el papel de el grande

En el tercer caso se puede lleguar a invertir totalmente los papeles y los hijos pasan a quitar cargas , educar y dar consejos a sus padres (los grandes)a los que desean mejorar y cambiar.

Esta actitud es muy perjudicial pues el hijo no vivirá por completo su propia vidaque en realidad es de la única de la cual tiene que responsabilizarse .

Por otra parte el hecho de estar pendiente de los errores de los progenitores le da al hijo un derecho inconsciente para reprochar  y desaprobar a sus padres y esto hace que el hijo se refuerze constantemente en aquellos patrones que juzga en sus padres y que de forma consciente desea cambiar.

Esta actitud puede acompañarnos cuando nos convertimos en adulto y ya no vivimos juntos con la familia de origen.

Asumir el papel de pequeño

Para que se produzca un cambio de actitud es importante tener la convicción de que ellos pueden con sus propias cargasy circunstancias, y eso en  ningun caso es tu responsabilidad.

Un pensamiento que te puede ayudar es saber que tus padres son lo suficientemente fuertes y poderosos para llevar sus propias cargas y tú cómo hijo no te puedes poner en el papel del grande.

Tu papel como hijo es ser el pequeño y eso conlleva abrirte a recibir la ayuda  que los padres pueden ofrecerte en mayor o menor medida,  pues son los padres los que que ayudan a los hijos y no viceversa, esto no es ser egoísta, es ocupar el papel que a cada uno le corresponde dentro del sistema familiar.

Ocupar el puesto que te correspondete no solo te hace  libre y fuerte a ti sino también a tus padres.

Cuando te ubicas en tu rol dentro del sistema familiar, afectas al sistema familiar por completo pues se produce una reorganización de todos los miembros.

Como ya te he comentado en Cómo salir de una familia tóxica este trabajo de ubicación y reconciliación dentro del sistema familiar no es algo que se produzca de la noche a la mañana sino que requiere de un proceso paulatino donde esté implicada una toma de conciencia y  de autorresponsabilidad.


psicologiayconsciencia.com


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE