Por Cecilia Heyder.


Pocos miran esa pared olvidada, el abandono me parte el alma, nadie hace nada. Los nombres se desvanecen de sus tumbas. Cada vez que voy les hablo, y mi mascota no ladra, se queda en silencio. Hasta “Pompón” les guarda respeto. Si hasta las piedras pudieran hablar, me dirían cómo están, qué fue de ellos, qué ráfaga acabó con sus vidas.

– ¿Cómo está dona Rosa?
– ¿Cómo está usted don Carlos Segundo?
– ¿Como se encuentra usted Oscar Rene?

“El olvido está lleno de memoria”, dijo Mario Benedetti, pero no se aplica al estado de abandono en que se encuentra frente al patio 29. El tiempo y el olvido pasó a ser parte de la impunidad. Total, a nadie les importan… ya están muertos. Muertos para ellos, pero para mí; NO. Me niego a olvidarlos.

Ésta descascarada pared en la calle México con O’Higgins en el Cementerio General, nos refleja el olvido en sus nichos. Las fechas inscritas en sus lápidas tienen una data desde el 11 de septiembre de 1973 en adelante. Algunos no tenían partido político, solo estaban en el lugar equivocado, y en el momento menos indicado, cuando los acribillaron los esbirros de Pinochet.

Dos tercios de ellos no eran dirigentes sindicales, ni siquiera eran militantes. Eran niños, obreros, artesanos, profesores, contadores, choferes, empleados, conscriptos, obreros, gente trabajadora. A casi 45 años de sus ejecuciones ahora muchos de esos nichos están en total abandono. Algunos por el pasar de los años, el tiempo borró sus nombres y pasaron a ser “NN”, los anónimos que ante la mirada de los visitantes nadie habla. Están perdidos en aquella pared, quién sabe, pidiendo a gritos que alguien se preocupe por ellos.

Fui hasta allá, y no puedo dejar de mirar aquella pared. Me destroza el alma el abandono que están algunos de estos nichos, es demoledor. Muchos de los nombres que están en esta olvidada pared sus cuerpos aparecieron flotando en el río Mapocho. Otros fueron fusilados mientras hacían la fila del pan; muertos por toque de queda; muertos en las poblaciones después de los allanamientos. Una bala loca, una esquirla, una ráfaga, una balacera en medio de las poblaciones.

Muchos hacen romería una vez al mes en el Patio 29, pero no son capaces de mirar más allá a esos “olvidados del pueblo”, ellos también son partes de esa historia de muerte y terror.

Esta es la primera entrega que hago de aquellos nombres, aquellas mujeres, aquellos ancianos y niños olvidados.

1.- José Sergio Alegría Higuera, 22 años obrero. Su cuerpo apareció flotando en el Río Mapocho el 10 de octubre de 1973. El protocolo de autopsia señala como causa de la misma, un conjunto de heridas de bala abdominal torácicas complicadas.

2.- Augusto Andino Alcayaga Aldunate, 42 años, presidente del Sindicato de Empleados de ELECMETAL. Militante del Partido Radical. Fue detenido alrededor de las 10:00 horas del día 18 de septiembre de 1973.

3.- Jaime Alejandro Alcázar Águila, 29 años, funcionario de Corfo, dirigente nacional del Partido Radical, vocal del CEN. Salió de su hotel en Santiago el día 14 de septiembre de 1973. Al salir de las oficinas, es alcanzado por tres impactos de bala. Fue trasladado a la Posta Central, pero ya se encontraba muerto.

3.- Denrio Max Alvares Olivares, 17 años, estudiante y dirigente universitario. Militante comunista (Según Informe Rettig Otras fuentes lo sitúan como militante del MIR) fue detenido por efectivos de Investigaciones en su domicilio el 3 de diciembre de 1973. El protocolo de autopsia de Álvarez indica como causa de muerte “herida de bala”.

4.- Manuel Jesús Arancibia Arancibia, 30 años, comerciante ambulante. Ejecutado el 28 de septiembre de 1973. Militante del MIR habría participado en el ataque a una ambulancia de Carabineros que había concurrido en la población La Legua el día 11 de septiembre de 1973. Fue sometido a un Consejo de Guerra, condenado a muerte y fusilado en una unidad policial ubicada en calle Las Perdices, comuna de la Reina.

5.- Carlos Segundo Araya Fuentes, 45 años, maestro vidriero, ejecutado el 6 de octubre de 1973, a las 1:00 de la madrugada, en la vía pública, por heridas de bala torácica y abdominal, según consta en el Certificado Médico de Defunción del SML.

6.- Oscar Emilio Araya Fuentes, 34 años, soltero, feriante, ejecutado ese mismo día, en la vía pública, por heridas de bala torácicas y abdominales, según consigna el Certificado Médico de Defunción otorgado por el SML.

NOTA 1: Ambos hermanos (Números 5 y 6) habían sido detenidos en la madrugada de ese día, en presencia de familiares, en su domicilio ubicado en la población San Gregorio, por efectivos de Carabineros de la Comisaría ubicada en ese sector. Sus cadáveres fueron encontrados días más tarde en el Instituto Médico Legal.

7.- Oscar Leonardo Araya Achondo, 27 años, comerciante, ejecutado el 18 de octubre de 1973. Fue detenido el 17 de septiembre, alrededor de las 16:00 horas, en el sector de las calles Arturo Prat y Franklin por efectivos de Carabineros pertenecientes a la Cuarta Comisaría. Fue encontrado dos días después en el SML.

8.- Pedro Villagra Rojas 22 años, comerciante ambulante. Murió el día 23 de octubre 1973. Fue detenido por efectivos de Carabineros el 22 de octubre, alrededor de las 15:30 horas, en la población Francisco Infante de Renca, mientras se encontraba jugando fútbol con unos amigos. Fue trasladado a la Comisaría de Renca. Su esposa concurrió al cuartel policial donde luego de reconocer la detención, le señalaron que iba a ser puesto a disposición del Tribunal, lo que nunca ocurrió.

9.- Jorge Alberto Vergara Umaña, 30 años, zapatero. El 25 de septiembre de 1973, fue ejecutado, tras ser detenido por efectivos militares en su domicilio en el campamento “Nueva Ilusión”. Jorge fue arrestado en el curso de un allanamiento masivo al sector. Luego de muchas gestiones la familia encontró el cuerpo sin vida en el SML. Según el certificado respectivo, la causa de la muerte fue “herida a bala del cráneo con orificio de entrada y salida de proyectil” y la data de la misma, el día de la detención.

10.- Oscar Rene Verdugo Busto, 33 años, soltero, vendedor, ejecutado el 19 de septiembre de 1973 en Santiago. Detenido por Carabineros en presencia de familiares, en su propio domicilio. Oscar murió el día señalado, a las 1:30 horas, por heridas múltiples de bala, según consigna el Certificado Médico de Defunción del SML junto a otras tres personas del mismo sector.

11.- Emilio Gregorio Verdejo Santibáñez, 30 años, soltero, comerciante ambulante, muerto el 20 de septiembre de 1973,, Emilio murió ese día a las 3:30 horas, en el fundo La Punta, Resbalón, por heridas de bala Facio cráneo encefálicas,. Su cuerpo había aparecido muerto en una de las riberas del río Mapocho. Su esposa declaro que, cuando acudió al lugar, observó que el cuerpo presentaba cortes en las manos y una herida de bala en la cabeza. Ese mismo día una patrulla de uniformados trasladó el cuerpo al SML, donde fue retirado por la familia.

12.- Emilio Guillermo Vásquez Romo, 30 años, trabajador, murió el día 23 de septiembre a las 22:00 horas, en la Panamericana Norte, por heridas de bala torácico abdominales múltiples, según consigna el Certificado Médico de Defunción del SML. Fue detenidos el día 23 de septiembre, junto con otros pobladores, por efectivos militares, de Carabineros y de Investigaciones que realizaron un operativo conjunto en la población Roosevelt y zonas aledañas. Su cuerpo fue encontrado en la Panamericana Norte.

13.- José Miguel Vergara Valenzuela, 26 años, militante del Partido Socialista. El 26 de septiembre de 1973 su cuerpo fue encontrado en las calles Estados Unidos con José Joaquín Pérez. Según informaciones recibidas habría sido muerto por disparos

14.- Julio Valenzuela Valenzuela, 18 años, soltero, trabajador, ejecutado el 8 de octubre de l973 en Santiago El Certificado Médico de Defunción del SML señala que falleció ese día en la vía pública, en la comuna de Lo Espejo, por múltiples heridas de bala. que fue detenido en la mañana del 7 de octubre de 1973, junto a otros siete residentes de la población San Gregorio, comuna de La Granja, por efectivos del Ejército, Carabineros e Investigaciones que practicaron un operativo en ese sector.

15.- Manuel Antonio Valencia Norambuena, 39 años, comerciante ambulante. El 7 de octubre de 1973 fue muerto, tras ser detenido el día anterior y en su domicilio por efectivos de Carabineros de la unidad policial de San Gregorio. El afectado fue llevado por sus captores con rumbo desconocido. Al día siguiente fue negada la detención a los familiares. Después de búsquedas infructuosas la familia logra encontrar su cuerpo en el SML , estableciéndose que la causa de la muerte fueron las heridas de bala recibidas.

16.- Franklin Antonio Valdés Valdés, 28 años, contador, Presidente de los empleados del Hospital Sanatorio El Pino, militante socialista. El 28 de septiembre de 1973 fue detenido en su lugar de trabajo por una patrulla militar y llevado al Centro de detenciones ubicado en Cerro Chena. La familia le buscó infructuosamente en este y otros recintos. Según declaraciones de testigos Franklin fue objeto de constantes torturas durante su detención, las que en definitiva le provocaron la muerte. Ello es ratificado en el protocolo de autopsia, donde se señala que murió por un estado asfíctico, acreditándosele diversos traumatismos en el tórax, las extremidades y la cabeza, debiendo destacarse las lesiones en la parrilla costal y en los pulmones de que da cuenta, las que permiten inducir que la víctima fue ahogada dentro de un tambor con líquido, causándose dichas lesiones en el esfuerzo de salvar con vida.

Su cuerpo habría sido abandonado por los mismos militares en la vía pública. Fue enterrado en el Patio 29 del Cementerio General, pudiendo posteriormente su familia exhumarlo en Marzo de 1974 y reconocerlo. Los archivos del Cementerio general señalan como data de muerte el 04 de octubre de 1973.

17.- Gustavo Pedro Alberto Thorn Valenzuela, 56 años, casado, jubilado, muerto el 1 de octubre de 1973 en Santiago. Gustavo murió ese día a las 15:30 horas, en calle Esperanza esquina Alameda, por una herida de bala cráneo encefálica, según consigna el Certificado Médico de Defunción del SML. fue impactado en la cabeza por disparos efectuados por carabineros que estaban realizando un operativo en ese sector, mientras se dirigía con uno de sus hijos a retirar su automóvil de un taller mecánico del lugar.

18.- Manuel Segundo Taquias Vargas, 38 años, obrero, sin militancia política. A las 10 de la mañana del día 15 de octubre de 1973 muere cuando se encontraba junto a otras personas en la esquina de las calles San Diego con Copiapó. En ese momento llegó una Patrulla de Carabineros. Los funcionarios policiales, en presencia de testigos, ordenaron que se disolvieran y efectuaron disparos, hiriendo a Taquías y a otras dos personas. El afectado fue trasladado al Hospital Barros Luco, muriendo horas más tarde.

19.- Segundo Patricio Silva Pacheco, 22 años, soltero, empleado, muerto el 29 de septiembre de 1973 en Santiago. Segundo murió las 22:30 horas, , comuna de San Miguel, por herida de bala torácica con salida de proyectil, según consigna el Certificado Médico de Defunción del SML. De acuerdo con declaraciones, ese día, alrededor de las 21:00 horas, Segundo y un amigo regresaban a su hogar en la comuna de San Miguel, porque estaba próximo el inicio del toque de queda. Cuando caminaban fueron interceptados por una patrulla de Carabineros y militares, quienes sin previo aviso les dispararon. Segundo Silva murió en forma instantánea y el amigo fue detenido y trasladado hasta el Estadio Nacional, donde permaneció por un tiempo.

20.- Arturo Ramon San Martin Sutherland, 36 años, fotógrafo, directivo en la Editorial Quimantú, militante socialista. Arturo salió el día 11 de septiembre a tomar fotografías en el centro de Santiago, fue herido por disparos de bala mientras lo hacía, según fue observado por testigos. Conducido a la Posta Central, falleció a las 05.30 del día 12 de septiembre, como lo señala su certificado de defunción.

21.- Hugo Fernando Sandoval Ibáñez, 28 años, empleado. El 11 de septiembre de 1973 el Hugo salió de su casa sin regresar. Días después la familia fue informada que se encontraba herido de bala e internado en la Posta Central. Al concurrir a dicho centro asistencial, se les comunicó que había fallecido el 14 de septiembre, a consecuencia de “múltiples heridas de bala torácica complicadas y lumbo abdominal”, como lo indica el certificado de defunción respectivo

22.- Luis Francisco Rivera Carreño, 29 años, obrero de la construcción, murió el día 30 de septiembre a las 23:30 horas, en la vía pública, por herida contusa cráneo encefálica, múltiples heridas de bala cérvico faciales, torácicas y lumbo abdominales con salida de proyectiles, según consigna el Certificado Médico de Defunción del SML.

Según familiares, ese día llegó a su casa, en la población Pudahuel, cerca de las 21:00 horas, cuando ya regía el toque de queda, en estado de ebriedad. Relató a su cónyuge que se había arrancado de una patrulla militar desobedeciendo una voz de alto. Casi de inmediato, se hicieron presente en el lugar efectivos militares que procedieron a llevárselo con destino desconocido. El día 6 de octubre de 1973 encontraron su cadáver en el SML

23.- Oscar Ernesto Pizarro Vicencio, 25 años, soltero, empleado, ejecutado el 19 de septiembre de 1973 en Santiago. Oscar murió ese día a las 23:00 horas, en la vía pública, por heridas de bala torácicas complicadas, según consigna el Certificado Médico de Defunción del SML.

Según declaraciones de la familia, Oscar interventor de la fábrica Aerolite y dirigente de la Juventud Socialista, fue detenido en días posteriores al 11 de septiembre de 1973 en su lugar de trabajo por Carabineros de la Quinta Comisaría, junto con Osvaldo Vallejos Ferdinand, quien era su asesor. Los cadáveres de ambos fueron encontrados posteriormente en el SML

24.- Cesar Waldo Paredes Lascano, 37 años, casado, funcionario de la Policía de Investigaciones de Chile, ejecutado el 18 de septiembre de 1973 en Santiago. El día de su muerte había sido llamado a retiro temporal, «por haber adoptado actitudes inconvenientes con los intereses de ese Servicio».

El informe respectivo agrega que el 19 de septiembre de 1973 su cadáver fue encontrado en la vía pública y remitido al SML donde fue reconocido por familiares. . De acuerdo con las declaraciones de un ex compañero de trabajo, César Paredes fue despedido de la institución policial porque se le atribuyó ser simpatizante de la Unidad Popular y tener parentesco con el ex Director de Investigaciones, Eduardo Paredes Barrientos detenido desaparecido desde 1973.

25.- Oscar Enrique Molina Letelier, 20 años, soltero, muere el 13 de septiembre de 1973 en Santiago, a las 11:45 horas, en su domicilio por una herida de bala torácica, según consigna el Certificado Médico de Defunción del SML.Ese día Oscar al abrir la ventana de su dormitorio con el objeto de mirar lo que sucedía en las inmediaciones de la Plaza Almagro, fue impactado por un disparo que le causó la muerte. La balacera que despertó su curiosidad estaba destinada a abatir a una persona ubicada en una torre de la iglesia, a la que le disparaban carabineros y militares.

26.- Luis Humberto Miño Salina, 26 años, el 18 de Septiembre de 1973, fue detenido por agentes del Estado. Su cuerpo sin vida es remitido por la Tercera Comisaría al SML con la indicación de haberlo encontrado en el Puente Manuel Rodríguez, sobre el Río Mapocho, siendo la causa de la muerte las heridas de bala tóraco abdominales complicadas. En los archivos del Cementerio General aparece como data de muerte el 19 de septiembre.

27.- Oscar Roberto Lucero Aldana, 23 años, casado, pintor y obrero, el 12 de Octubre de 1973 fue detenido, en su domicilio, por personal de Carabineros. Su cuerpo sin vida aparece en la carretera General San Martín, kilómetro 18, y la causa de la muerte son las heridas a bala cráneo encefálica con salida de proyectil. La fecha de la defunción es el mismo día 12 de Octubre

28.- Néstor Astolfo Godoy, 40 años, cabo segundo Ejército, murió el día 23 de septiembre a las 8:35 horas, en el recinto del Batallón de Intendencia Nº 2 de Santiago, por herida de bala . Néstor se desempeñaba como enfermero unidad militar. Permaneció acuartelado desde el 11 de septiembre de 1973 en ese lugar, siendo visitado por ella y sus hijos. En la última visita, el día 21, se mostró cariñoso y normal.

El 23 de septiembre, uniformados notificaron a la familia de su muerte, entregándole dos versiones contradictorias: que se había suicidado y que había sido un accidente, sin proporcionar mayores antecedentes. En octubre de 1973, en la revista Vea, se publicó que Néstor Godoy había muerto por disparos efectuados por francotiradores. Por su parte, en 1993, el Ejército informó a esta Corporación que su muerte se debió a un suicidio, ocurrido en la fecha señalada.

29.- Mario Armando ho Alarcón, 19 años, conscripto del Regimiento Buin., muere el 16 de octubre de 1973. Fue detenido en el mismo Regimiento, donde se encontraba haciendo su servicio militar y acusado de querer liberar a un prisionero. Testigos declaran que Mario Gho venía desde el 11 de Septiembre de 1973 manifestando reservas sobre la actuación militar en diversos operativos. A raíz de los hechos ya señalados, Mario fue procesado por un Consejo de Guerra. En el desarrollo de los interrogatorios fue golpeado repetidamente y después de uno de ellos, según han declarado testigos calificados ante esta Comisión, fue herido a bala por la espalda, sin que mediara provocación alguna de su parte, muriendo en el Hospital José Joaquín Aguirre.

30.- Rosa Patricia Fuentes Ovando, 17 años, soltera, Operaria de Empresa Textil, militante socialista, muerta el 12 de septiembre de 1973 en Santiago. Rosa murió ese día a las 11:50 horas, en el Hospital JJ Aguirre, por herida de bala De acuerdo con declaraciones de testigos, la mañana de los hechos Rosa Fuentes y su padre observaban un contingente de carabineros que intentaba disolver a un grupo de personas que hacía fila para comprar frente a una panadería en las cercanías de su domicilio, comuna de Conchalí. El padre declaró que los uniformados realizaron disparos provocando la huida de las personas, incluyendo a su hija, quien fue alcanzada por un impacto. Conducida al Hospital José Joaquín Aguirre, falleció poco después.

“El olvido está lleno de memoria” o ¿La memoria está llena de olvido?


Cecilia Heyder Contador


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE