Más que una expresión “campechana” como dijo el diputado UDI Ignacio Urrutia, es una falta de respeto tremenda insultar a las personas, sobre todo si viene de personalidades como diputados o senadores.


Todo un revuelo causó la visita a la Cámara de Diputados, del prestigioso abogado de la Universidad Católica Jaime Bassa, doctor en Derecho de la Universidad de Barcelona, magíster en Derecho de la Universidad de Chile y magíster en filosofía de la Universidad de Valparaíso, fue blanco de una patética situación en plena Comisión de Defensa: los diputados Osvaldo Urrutia (UDI) y José Pérez (PRSD), quienes el martes pasado –en plena sesión de la Comisión de Defensa- cuestionaron a Jaime Bassa por vestir una camisa blanca y no presentarse con chaqueta y corbata. “Es una falta de respeto”, dijeron ambos parlamentarios.

La presencia de Jaime Bassa, en su calidad de invitado por el diputado Jorge Brito (RD), obedecía a su calidad de experto constitucionalista, donde en la reunión se debía analizar eventuales afectaciones de derechos fundamentales en un proyecto que reforma la Ley de Bases Generales de la Administración del Estado.


Durante la mañana de este jueves, el diputado independiente por La Araucanía, René Saffirio, pidió que la Corporación envíe una nota de excusas al abogado Jaime Bassa por el trato que recibió el experto al acudir a una sesión de la Comisión de Defensa sin corbata ni chaqueta.

Lo anterior causó molestia en la bancada de derecha, con algunos de sus miembros reaccionando de manera exaltada y manifestando abiertamente su molestia ante la solicitud del legislador.

Uno de ellos, el diputado por la región del Maule, Ignacio Urrutia (UDI), dijo “ni cagando” ante la petición del exmilitante de la Democracia Cristiana.

Ello fue denunciado por el diputado socialista, Marcos Ilabaca, quien pidió que Urrutia sea pasado a la Comisión de Ética de la Cámara producto de sus dichos en contra de la intervención de Saffirio en el hemiciclo.

Consultado por la prensa, Urrutia validó sus dichos apelando a que, en su opinión y estilo de vida, tal expresión es normal.

“Ni cagando es una expresión muy campechana, no le veo yo lo malo. Es una expresión campechana, yo soy campechano y por lo tanto no le veo nada extraño. Es una expresión de campo”, detalló el gremialista.

Mire acá el vergonzoso espectáculo del diputado Urrutia.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE