Iván Moreira llamó a dar vuelta la página tras su salida alternativa en el marco del caso Penta y afirmó que ahora encuentra “cuestionable” lo que hizo pero que eso era una “práctica común” en la política chilena.

El senador señaló en el programa de TVN, “Estado Nacional”, que se sintió extorsionado por el fiscal Gajardo y sostuvo que tiene un doble estándar porque es un “resentido políticamente” y que para él su caso era un “lindo trofeo”.

Moreira señaló que aprendió de su falta y que “los estándares éticos y morales se han ido elevando y me parece bien porque todos hemos aprendido”.

Estas declaraciones generaron un repudio generalizado en Twitter debido a que los usuarios consideraron que el senador se victimizó ante su situación judicial y no reconoció haber cometido un delito puesto que todos los políticos hacían lo mismo.

Agregando “Somos los campeones en transparencia”.

 


 

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE