La polémica está lejos de terminar. Este jueves el diputado de la UDI, Ignacio Urrutia, calificó a las víctimas de la dictadura criminal de Pinochet como de “terroristas con aguinaldo”. Tras los dichos, la diputada del Partido Humanista, Pamela Jilesdesató su furia contra Urrutia.


Lo anterior se dio luego que en la sesión el parlamentario celebrara que el Gobierno haya retirado el proyecto de Bono Valech.

En conferencia de prensa, Pamela Jiles sostuvo que se había tomado un tiempo prudente para reflexionar y calmar los ánimos, pero que no le gustaría entrar mucho en “la anécdota en la que han intentado entrar algunos pocos medios, porque aquí lo importante es el problema de fondo. Esta mañana se produce una grave agresión, de una violencia tremenda (…) Nosotros como Frente Amplio no vamos a soportar que se insulte y que se pase por sobre nuestros muertos”.

Jiles fue enfática en señalar que “el grado de violencia que produce en cualquier ciudadano, de que exista una persona que se permita hablar en los términos que escuchamos hoy día en este hemiciclo, me parece que debe llevarnos no solo a la reflexión sino que a la acción”.

“Yo creo que este congreso tiene que ser capaz de poner las cosas en unos términos en que no sea posible que no se produzca una incitación en ninguna parte del país y particularmente en el hemiciclo”, señaló la diputada humanista.

Por último, la parlamentaria dijo que “hay que hacer algo mucho más profundo desde el Congreso, que es prohibir la incitación al odio. Lo que estamos enfrentado es a personas que traen un clima de odio y se permiten hacerlo en el hemiciclo, y también se permiten hacerlo en Universidades y en lugares públicos”. 


Lea además:


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE