Trinidad Lathrop Leiva: El crimen de Ambar

12,824

Por Trinidad Lathrop Leiva


Nos acusan de politizar el crimen de Ambar.

Pero todo en este caso es político. Más allá de lo obvio: El criminal es un político de la UDI, al final todo se trata de política.

La niña debía ser entregada a un familiar cercano.

Estaba el tío y la tía…

La tía, mujer, que para un sector político, es la encargada “natural” de la educación de los niños. Porque para ellos esa es la función primordial de la mujer, ser madre y criadora.

Su pareja estable, hombre, heterosexual, de discurso conservador, pro vida, “le daba” a esta mujer un buen pasar económico. Porque eso es lo que les importa: El dinero que tengan, es señal de éxito y por tanto de esfuerzo, dicen…

Y le daba tranquilidad al tribunal, esta gente “decente” es “buena”, lo hará bien, dijeron…

Había testigo de la violencia de este hombre, que le gritaba e insultaba a la mujer, pero eso les parece normal a este grupo de personas, que hasta hace poco le negaban el derecho a divorciarse a las mujeres agredidas, y a rehacer su vida. Y hoy le niegan el derecho al aborto a una mujer violada. Porque la mujer “solo presta el cuerpo” para tener sexo con el fin de tener hijos, dicen…
La mujer, para ellos, no es dueña de su cuerpo, dicen…

Por otro lado, había un tío, que quería a la niña, que pedía su custodia, hombre, homosexual, por ende incapaz de ser un buen tutor, según este sector político. Las niñas y los niños, necesita un padre y una madre, para crecer sanamente, dicen…

Todos los colegios de profesionales que trabajan con niños, psiquiatras, psicólogos, pediatras, etc. dicen lo contrario: No hay diferencia entre niños criados por padres heterosexuales, homosexuales, por un hombre o una mujer, etc. Pero ellos insisten majaderamente que debe ser una pareja heterosexual la que eduque a las y los niñ@s. Y sus fuentes son gente tan creíble y educada, como la loca del bus o el pastor Soto… pero ellos tienen la razón, dicen…Ellos tienen a un dios de su lado, dicen…

Y que hace el tribunal, y SENAME, le dan la tutela a la mujer y a su pareja, con antecedentes de violencia. Al menos testimonios que debieron sembrar la duda…

Tan político es todo en este crimen, que en la declaración pública de la UDI hablan del niño, del menor agredido, abusado, nunca dicen NIÑA violada. Cuando del conjunto de menores que sufren abuso sexual o violación, y que fueron atendidos en el SML cerca del 80% son de sexo femenino… niñas mujeres… pero ellos tratan desesperadamente de invisibilizar la violencia sexual contra las NIÑAS, y eso es político, porque negaron la violación de NIÑAS durante toda la tramitación del proyecto de aborto, hablando siempre de mujeres adultas. Ellas inventarían violaciones para abortar, decían…

Cuando hablan de una niña violada y embarazada, hablaban de “una mujercita” no de la niña.

Cuanto daño hacen aquellos a quien equivocadamente llamamos conservadores, son contumaces.

Y son responsables también de este crimen y de toda violencia contra la mujer.


Trinidad Lathrop Leiva


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE

Los comentarios están cerrados.