Como Víctor Roa fue identificado el militar detenido por la PDI en la madrugada del martes en la Comuna de Lo Espejo y que fue formalizado por traficar drogas y entregar armas y municiones de grueso calibre a bandas de narcos.

La Brigada Investigadora del Crimen Organizado (Brico) incautó, en un operativo coordinado por la Fiscalía Metropolitana Sur, seis granadas de manoun rifle AK-47 y cientos de municiones que eran distribuidas entre bandas delictuales de la capital.

En el operativo fueron detenidos dos sujetosuno de los cuales era un sargento segundo del Ejército, identificado como Víctor Roa (29), el que fue formalizado la tarde de este martes por el delito de tráfico de armasquedando en prisión preventiva, junto a su acompañante, Jonathan Olave (24), a quien además se le imputó el delito de tráfico de drogas.

La fiscal Paula Rojas detalló que “se fijó un plazo de 150 días (para la investigación) y se decretó prisión preventiva por el número de armasde municiones y los diversos lugares de acopio. Según se refirió en la investigación, ya existía una investigación previa y se les fiscalizó porque estaban con diligencias de vigilancia por parte de la policía”.

La investigación se prolongó por más de dos meses e incluyó escuchas telefónicas a los involucrados, donde se logró identificar que en la tarde del lunes pasado se entregarían una serie de municiones y del AK-47 en la población Santa Adriana de Lo Espejo, deteniéndose a los dos sujetos en plena transacción.

El comisario Luis Salazar indicó que “las capturas se realizaron “en el contexto de una banda que se dedicaba a la venta de drogas en la comuna de Lo Espejo y también cometían infracción a la Ley de Armas, ya que adquirían munición y armamento para posteriormente venderlo a otros delincuentes del sector sur de la capital”.

Se indaga el origen de las armas

Según la indagatoria, Roa era uno de los proveedores de armas de la banda narco donde participaba el blanco principal de la indagatoria, Olave, quien las distribuía a otras agrupaciones criminales de la zona sur de la capital.

En tanto, el fiscal Leonardo Zamora señaló que se investiga el origen de las armas.

El origen del arma está siendo investigado. No podemos todavía precisarlo. Sin embargo, sí está detenido un funcionario del Ejército. Lo que llama la atención, y también el sentido de urgencia de poder tratar de detener a estos sujetos, la investigación nos arrojó que se estaba armando a traficantes con armas de grueso calibre con harto potencial de fuego”, manifestó.

Desde el Ejército aseguraron que el sargento segundo ya fue apartado de la institución uniformada.

FUENTE- cooperativa.cl

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE