Por la evasión de impuestos a través del uso de facturas falsas, la Fiscalía de Puerto Montt logró la condena de un acusado que rindió estos documentos con el fin de cancelar menores tributos de los que en realidad correspondían. Análisis de los documentos, así como revisiones contables, además de declaración de los contribuyentes que presuntamente habrían prestado servicios, fueron fundamentales para acreditar dos delitos contemplados en el Código Tributario.
El Fiscal Níder Orrego Dolmestch, quien dirigió la investigación en esta causa, explicó que el caso se origina en la denuncia respectiva que efectuó el Servicio de Impuestos Internos respecto de un contribuyente en el cual habría incluido dos facturas falsas en su contabilidad. El representante del Ministerio Público señaló que en el marco de la indagación se efectuaron “análisis contables, se realizan análisis de falsedad de las facturas, declaración de los contribuyentes que presuntamente prestaron estos servicio, en definitiva se determinó que las facturas eran falsas y que no habían sido prestados los servicios que se establecía en ellas. En virtud de ello se determinó acusar y se obtuvo esta sentencia condenatoria”.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE