Además, se terminó el contrato de 226 trabajadores de temporada. La empresa entregó una serie de beneficios a los 51 trabajadores desvinculados.


Iansa comunicó este martes la desvinculación de 51 trabajadores de la empresa desde su centro productivo en Linares.

De acuerdo a lo anunciado por la entidad, los afectados son colaboradores permanentes de la compañía que realizaban principalmente labores de operaciones industriales.

“Sin duda, éste es el paso más doloroso de la decisión adoptada a fines de julio, porque representa el término de una historia de 60 años construida en conjunto con la comunidad de Linares”, dijo Iansa.

Para contrastar en parte el impacto de la instancia, la firma detalló que se diseñó unplan de salida que implica la entrega de “dos sueldos base adicionales a las indemnizaciones por años de servicio, mes de aviso, la continuidad, hasta fin de año, del bono de escolaridad que se les entrega a los hijos de los colaboradores, así como el seguro de salud al grupo familiar”.

“Asimismo, se dispuso que -hasta fines de año- no se les cobrará el canon de arriendo a los trabajadores y familias afectadas por las desvinculaciones que viven en casas ubicadas dentro del recinto de la planta de Iansa. Además, podrán permanecer en ellas hasta el 31 de diciembre de 2018”, agrega la compañía.

La empresa manifiesta que “la fábrica seguirá operando con 59 trabajadores en labores administrativas, mantención, asesoría agrícola, almacenaje y distribución de coseta, melaza y el stock azúcar existente”.

Cabe señalar que el fin de semana 226 trabajadores, sujetos a contrato por obra o faena, terminaron su vínculo con la azucarera tras finalizar la campaña remolachera 2017-2018 en Linares.

DESCARGUE ACÁ DECLARACIÓN EN FORMATO PDF.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE