El coronel en retiro René Cardemil, que estuvo preso en Punta Peuco por crímenes durante la dictadura, fue uno de los tres reos que ha indultado Sebastián Piñera “por razones humanitarias de salud”, desde que asumió el gobierno el pasado 11 de marzo.

Según La Tercera, el exmilitar (condenado a diez años y un día de cárcel) hizo la solicitud el mismo 11 de marzo, pero no alcanzó a disfrutar del beneficio. La Contraloría General de la República tomó razón del documento el 6 de abril y, un día después, Cardemil murió en el Hospital Militar producto del cáncer prostático que lo aquejaba. El indulto no llegó a ingresar al ministerio de Justicia.

Los otros beneficiados son Luis Gerbier y un reo no identificado de Colina II.

El primero estaba condenado a dos penas como autor de los delitos de circulación de billetes falsos y robo con violencia, y a quien se le detectó un “cáncer gástrico avanzado inoperable”

El segundo cumplía una pena de tres años y un día y sufrió un accidente cerebro vascular hemorrágico, “una enfermedad irrecuperable física y mentalmente, que le impide valerse por sí mismo”.

Raúl Meza, abogado de reos de Punta Peuco, valoró “profundamente” que Piñera concediera el indulto a Cardemil. “Si bien, por razones administrativas, no fue notificado en vida el beneficio, devela la voluntad humanitaria que tiene este gobierno de conceder indultos a aquellos reos que padezcan una enfermedad terminal y desean morir con dignidad junto a sus seres queridos”.

De forma distinta se manifestó Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, para quien resulta “un precedente nefasto el acogimiento de dar un indulto a un criminal de lesa humanidad como René Cardemil. El Presidente Piñera aplicó este beneficio a una persona que cometió crímenes atroces y que no pidió jamás perdón”.

Tras su deceso, se conoció un video en que Cardemil, desde el Hospital Militar, adelantaba la publicación de un libro que descalificaría diversas situaciones acontecidas entre 1973 y 1990. “Es un saludo para todos aquellos que sufrieron y no es raro que vayan a seguir sufriendo, porque estos salvajes de la UP, estos salvajes que se han vengado de nosotros, no nos van a ganar, nunca nos van a ganar”, señaló Cardemil en el registro.

Luciano Fouillioux, abogado de las familias Prats y Frei, se mostró de acuerdo con el indulto en casos de enfermedades terminales, “sin importar la condena ni el caso, siempre que exista el cumplimiento de los requisitos previos”.

La actual administración ha dicho que prepara un proyecto de ley de conmutación de penas en caso de enfermedad terminal y demencia.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE