El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, volvió a referirse a la polémica suscitada por sus dichos el día viernes respecto a la ley de identidad de género, cuando planteó que “no porque a un gato le ponga nombre de perro comienza a ser perro”.


En el marco de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal en Punta de Tralca, el cardenal manifestó su más amplio respeto a todas las personas, pidió disculpas a quienes se sintieron ofendidos y admitió que quizá utilizó mal el ejemplo y que pudo haber sido interpretado como un error.

“Yo no puedo decir ni juzgar cómo la persona se siente, yo lo que creo es que el cambio registral es solamente parcial no soluciona el problema de fondo de las personas y lo que hay que buscar es que justamente también estas personas sean reconocidas en lo que más son”, dijo el arzobispo de Santiago.

El fin de semana Ezzati ya se había disculpado mediante un comunicado en el que lamentó “que el uso de una alegoría para referirse al concepto de nominalismo haya sido interpretada como una ofensa a quienes merecen todo su respeto y aprecio”.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE