Consternada se encuentra la comunidad de Curicó ante la sorpresiva muerte de una joven de 22 años, deceso que se registró en el hospital de emergencia de esta ciudad, donde una estudiante de técnico parvulario se agravó a causa de un embarazo de cuatro meses que no avanzó en su desarrollo normal, pereciendo ella y el bebé en gestación.


El hecho se registró aproximadamente a las 17:00 horas del miércoles, en la Unidad de Cuidados Críticos del centro asistencial, donde Estefanía Cabello Ponce había ingresado en las últimas jornadas, producto de complicaciones, que se tradujeron en sangramientos, que llevaron a los médicos a internar a la joven.

18 semanas

Esta sola situación ya mantenía preocupada a la comunidad de Zapallar, en la parte oriente de Curicó, donde vivía Estefanía. En ese mismo sector, en la escuela de Los Cristales, la joven estaba pronta a titularse y realizaba su práctica como técnico parvularia, tras cursar sus estudios secundarios en el Liceo Politécnico Japón.

A inicios de mes, según indicaron algunos cercanos, tuvo severos malestares que la llevaron al hospital de la ciudad, donde se constató un embarazo de 18 semanas, pero además se estableció que la estudiante presentaba un importante grado de desnutrición, según explicó el director del Hospital, Jorge Canteros, añadiendo que por ello se optó por su internación.

Desnutrición

“Ella ya estaba en control por alto riesgo obstétrico, por una condición de desnutrición calórica-proteica, ingresando por pérdida de flujo genital, es decir un sangrado, propio de una rotura prematura de membrana”, agregó el facultativo, precisando que tras ello se procedió a “hospitalización, reposo y antibióticos para prevenir una infección ovular”.

En ese contexto, el objetivo era “intentar sostener en lo posible ese embarazo hasta llegar a un periodo de viabilidad”, sin embargo, la situación se complicó en la madrugada del martes 10, cuando la paciente presentó un cuadro febril. La situación pasó a ser “de alto riesgo, por lo que estábamos obligados a interrumpir el embarazo: se le traslada a pre-parto, y en ese momento la paciente tiene un aborto”, afirmó Canteros.

Aborto séptico

El profesional contó que tras lo anterior se realizaron diversos procedimientos, pero la paciente no logró mejorías. Incluso debió ser sometida al retiro del útero. Pese a los esfuerzos, “no logra una buena evolución y mantiene compromiso severo”, lo que finalmente arrastra a la joven hasta la muerte a causa de un “aborto Séptico”, agregó.

Desde el Hospital aseguran que se realizó todo para salvar la vida de Estefanía, aunque confirman que “se realizará una auditoría de muerte materna para revisar todos los procedimientos, lo que ocurrió, y la medición de los protocolos”. Adicionalmente, se efectuará una segunda auditoría interna de calidad, más una tercera, del Departamento de Auditorías.


Fuente: Radio BioBio


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE