El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago condenó a Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín a cuatro años de libertad vigilada por delitos tributarios reiterados.

A esta condena se restarán los 236 días que ya cumplieron de arresto preventivo.

Los controladores del grupo Penta deberán, además, pagar una multa $857.084.267 cada uno.

Pero quizás lo más llamativo es que tendrán que ir a clases. Así lo señaló el juez del Octavo Juzgado de Garantía, Daniel Aravena:

“Los sentenciados deberán cumplir la condición establecida en la citada ley, en su artículo 17 ter letra D, consistente en cumplir un programa formativo de ética en la dirección de empresas, la que deberá formar parte del plan de intervención”.

Ni Délano, ni Lavín estuvieron presentes para escuchar su condena en el bullado caso Penta, y del otro lado tampoco estuvo el fiscal Manuel Guerra. Todos protagonistas del polémico acuerdo que desechó la posibilidad de que los controladores del grupo -y financistas irregulares de partidos y campañas políticas- fueran acusados de cohecho.

FUENTE- cnnchile.com/

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE