Cantante Luis Jara confesó que atropelló a un indigente provocando su muerte.

19,999

Luis Jara confesó un difícil episodio que le tocó vivir cuando joven: protagonizó un accidente automovilístico con resultado fatal.

Aprovechando la sección “confesiones matinales” de “Mucho Gusto”, el animador recordó que en el año 1985 atropelló a un indigente provocando su muerte que, según su relato, estaba en estado de ebriedad y cruzó la calle donde no debía.

El cantante estuvo preso tres noches.

Yo tenía 20 años y venía manejando por la avenida Santa María un Fiat 147 verde, punta tiburón. ¿Lo recuerdan? En ese tiempo, un cabro que tiene ese auto de verdad que se siente en la gloria. Y bajo, seis de la tarde, a una velocidad bastante prudente”, aseguró.

“De repente veo un señor que venía curadito, a plena luz del día. Antiguamente la avenida Santa María bajaba, tenía una pendiente, y yo, como conductor inexperto, trato de esquivarlo hacia la derecha, pero el señor me sigue la ruta. Luego se ladea hacia el otro lado, se ladea hacia el otro lado, se ladea hacia el otro lado, y lo atropello“, reveló ante la incredulidad de sus compañeros de programa.

“Inmediatamente me bajo para ver a este caballero y le pregunto ‘señor, ¿usted cómo se llama?’. Estaba consciente. Pero cuando yo trato de moverlo, el señor estaba quebrado completamente. Mi sensación de angustia fue tan grande que me quedé paralizado y de rodillas en el piso”, agregó.

Según Jara, llegaron carabineros y uno de ellos le dijo “‘te piteaste a este señor’. Y miro hacia arriba, lo enfrento y el carabinero había sido mi compañero de curso de toda la preparatoria. De primero a octavo básico habíamos sido compañeros de curso”.

El conductor del matinal reveló que lo detuvieron por tres noches. “Me tiran un plato de lentejas. Y me empezaron a llegar mensajes de los otros presos, porque yo ya había estado en el Festival de Viña… ‘tay rico’, ‘te esperamos en la noche’. Me quedo en un rincón y estuve viernes, sábado y domingo. Y el lunes lograron soltarme”, recordó.

Finalmente, un día tocaron el timbre de su casa y era un hermano de la persona atropellada.

“Mi mamá le dice ‘momentito, ¿qué es lo que anda buscando?’. El caballero venía con una canasta con huevos de campo y un fajo de cupones del, aquel entonces, Laurel de Oro. Y dice ‘señora, en mi vida he recibido una plata como la que he recibido’. Se la pasaron. ‘Sé que lo que yo voy a hacer no es correcto, pero sé que no le puedo agradecer a su hijo que haya pasado esto, pero yo sé que su hijo es una buena persona. Y le traigo de regalo una canasta de huevos de campo y un fajo de cupones para el Laurel de Oro'”, dijo Jara.

Su testimonio no obstante generó duras críticas en redes sociales por la forma en que lo contó:

FUENTE-  cooperativa.cl

 

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE

Los comentarios están cerrados.