El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, y el presidente de la Empresa Estatal de Valparaíso (EPV), Raúl Celis, llegaron a un acuerdo para la utilización del paño ubicado en el sector Barón, mismo terreno en donde se iba a levantar el polémico Mall Barón, iniciativa que finalmente fue desechada por una resolución judicial.

Según informó El Mercurio de Valparaíso, ambas partes lograron enfocar una visión común y anunciaron la construcción de un nuevo proyecto el cual tendría un uso mixto y en el que el municipio jugaría un rol principal en su desarrollo.

“Existe una disposición por parte del Presidente (Sebastián) Piñera de poder trabajar en un proyecto en conjunto con la EPV, el gobierno y la municipalidad en el sector Barón, lo cual podría ser una tremenda oportunidad de desarrollo urbano para Valparaíso”, señaló Sharp.

Asimismo indicó que esto “abre la oportunidad de aplicar una inversión pública importante, pero sin descartar la privada, y creo que eso es una señal muy potente para la ciudad, además es una prioridad presidencial muy acertada”.

En tanto Celis indicó que “aquí se trata de construir unidos con la finalidad de favorecer a los habitantes de la ciudad”. Precisó que “en ese sentido, hemos analizado diversos proyectos que existen tanto en el Terminal Uno como del Terminal Dos”.

Explicó que la idea es concretar “un proyecto que acerque a la comunidad, al ciudadano de Valparaíso al borde costero para aprovecharlo y construir allí toda una infraestructura que no solamente sea de uso portuario, sino que también esté al servicio de la comunidad”.

El acuerdo consistiría en realizar un proyecto que implicaría una “pequeña intervención en el muelle (Barón) y también espacios comunes, incluso la creación de una playa para que los porteños, sobre todo del sector Barón, tengan acceso al mar”, indicó.

En todo caso sostuvo que el plan se encuentra en su etapa inicial y estaría a cargo de los Ministerios de Vivienda y Transportes. Celis señaló que el proyecto abre una serie de posibilidades, incluso la opción de un desarrollo secundario de actividades comerciales.

En cuanto a la construcción del proyecto portuario Terminal 2, sobre el cual Sharp no estaría de acuerdo ya que, a su juicio, las mitigaciones que se ofrecen a la ciudad son insuficientes, ambas autoridades coincidieron en que se respetará la resolución de los procedimientos ambientales que están contemplados en la ley.

FUENTE- latercera.com/

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE