El abogado asesor de los familiares de los dos jóvenes chilenos detenidos en Malasia, Juan Carlos Manríquez, respondió a los dichos del senador Manuel José Ossandón respecto al caso que afecta a los adolescentes.


“Después de la información que me dieron, soy súper pesimista (…) porque hay grabaciones que los inculpan seriamente”, dijo el parlamentario en conversación con CNN Chile.

Según explicó Ossandón, un funcionario de Cancillería le entregó información respecto al caso tras solicitarla como miembro de la comisión de Relaciones Exteriores, y habrían grabaciones “que los inculpan seriamente”. Agregó que le contaron sobre las imágenes y que “uno se sentó en el pecho y otro le levantó los pies, y el otro se empezó a ahogar hasta que se murió”.

Frente a estas palabras Manríquez indicó en diálogo con ADN Hoy que “como abogado y siendo respetuosos de los fueros parlamentarios y de la libertad de expresión, me preocupa el hecho de que el señor parlamentario haya dicho que él no vio el vídeo sino que un tercero se lo relató y que sobre eso haga un juicio categórico que puede poner en serio riesgo la vida de dos personas en un Estado muy lejano”.

Los dos jóvenes, Felipe Osiadacz y Fernando Candia, llevan cerca de ocho meses detenidos en el país asiático a la espera del juicio, donde arriesgan la pena de muerte en la horca.

Añadió que “en esto hay que ser extremadamente cuidadoso y delicado de las facultades y consecuencia de estas palabras, por ejemplo. Me parece incomprensible si es que el senador ha dicho que no ha visto el vídeo”.

El abogado dijo que han recopilado antecedentes y que han elevado minutas al gobierno que al no existir tratado de extradición ni cooperación jurídica mutua “lo que cabe es construir ante el evento de que se haga este juicio y no se acogiere al alegato de inocencia de estos jóvenes, un instrumento internacional bilateral que permita por cooperación jurídica mutua que estas penas eventuales se cumplan en Chile. Cualquier otra interferencia o dicho desapegado del mérito esa investigación podría tener consecuencias muy lamentables”.

Explicó que no ha visto algo como el vídeo descrito por el senador. “Hasta ahora lo que tenemos nosotros son antecedentes de una carpeta judicial, en que nuestros colegas malasios han sido extremadamente cuidadosos y muy reservados, que dan cuenta que una persona fallece como consecuencia de un ataque cardíaco, con una ingesta considerable de, al menos cinco, drogas combinadas. Bajo ese punto de vista no hay ningún antecedente, que yo conozca, que pueda sostener un homicidio sino más bien condiciones de un ataque confuso y donde dos personas se defienden”, señaló.


Lea además:


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE