Por Claudia Amigo de Familia es Familia


A sólo 12 días de lo que será la primera vez que Chile participa en el Día Internacional de la Equidad de las Familias, evento que se conmemora el día 6 de mayo de este año y que se viene conmemorando en más de 44 países y 104 ciudades a través del mundo, como un día oficial LGBTIQ desde 2012 y a dos años desde la presentación del Proyecto de Ley que regula la Filiación de Hijas e Hijos de Familias LGBTIQ, Boletín N°10626-07,  la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, Visibles, Corporación Humanas y Familia es Familia Chile, grupo de organizaciones lesbofeministas y feministas aliadas que trabajamos e impulsamos dicho proyecto,  nos volvimos a reunir con la Senadora Isabel Allende Bussi, quién fue la primera y principal patrocinante junto a la senadora Adriana Muñoz, El senador Felipe Harboe, El senador Ricardo Lagos Weber y el senador Juan Pablo Letelier, de la moción que busca garantizar la equidad de los derechos de filiación de niñas, niños, niñes y adolescentes con respecto a la relación materno-filial o paterno-filial entre ellos/as/es y sus madres o padres de crianza. Aquí no estamos hablando de la mera reforma de adopción, donde por cierto deben sin lugar a duda ser consideradas las parejas convivientes civiles, heteroparentales, lesbomaternales, transparentales y homoparentales. Sino que, de palabras y derechos mayores, el derecho de tode niñe, niña, niño y adolescente, hijo/a/e de dos madres o dos padres, erradicando de partida el heterocentrismo que hoy en día existe y que los/las/les discrimina arbitrariamente.

Para muchas personas este tema es ajeno, cuando no debería serlo, ya que casi toda persona que no ha sido despojada del derecho de pertenecer a una familia, como las niñas, les niñes, los niños y adolescentes que han vivido institucionalizados por un sistema de adopción que más que garantizar su derecho a familia se lo niega, somos hijas o hijos de una o dos personas adultas, es decir, tenemos derechos de filiación, siempre y cuando seamos hijas/os de un solo tipo de familia, la heteroparental: mamá + papá + hijos. Esta formula está perfectamente bien, de hecho, vengo de una familia heteroparental, al igual que mi padre. Lo que tiene en común mi padre y su nieta, hija de dos madres lesbianas, es haber tenido que vivir sus vidas como hijos ilegítimos. Tanto mi padre como nuestra hija saben en primera persona lo que es ser vulnerado en su derecho inherente de ser hija/o de ambas personas adultas responsables por su crianza, en el caso de mi padre, antes de la reforma de filiación de 1998, su padre no lo pudo reconocer por no ser concebido dentro del matrimonio y en el caso de nuestra hija, su nieta, no puede ser reconocida por su mamá de crianza por ser hija de dos madres lesbianas.

Por lo mismo, y porque cada vez que tocamos este tema existen muchas interrogantes, quiero tomar el tiempo de compartir respuestas a algunas de las preguntas más recurrentes que recibimos como familia lesbomaternal que somos.

¿Qué es el heterocentrismo y la cisnormatividad?

En palabras simples, es como sistemáticamente se jerarquizan los derechos humanos con normas elaboradas deliberadamente para excluir a personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex y queer de las leyes que dictan y protegen a sólo un sector del país, las personas heterosexuales y cisgénero. Social y políticamente se asume que toda persona es heterosexual y que no es trans, sino que cisgénero y que la composición de las familias es única, la heteroparental, por lo mismo, no existe iniciativa por parte del Estado de regular o de equiparar dichos derechos. Esto es violencia por parte del Estado que aún no se aborda con corresponsabilidad proactiva, sino que es la sociedad civil que tiene que empujar más para erradicar esta discriminación arbitraria.

¿Qué son los derechos de filiación? En la ley actual de filiación se establece que es la relación de descendencia entre hijos con su mamá o papá. Esta norma sólo regula la filiación de familias heteroparentales.

¿Cuáles son los tipos de filiación? En la ley actual se define como la filiación por naturaleza, la filiación por técnicas de reproducción humana asistida y la filiación por adopción. Ojo, que la adopción es solamente una de las vías por la cual se puede reconocer la filiación y sólo para hijos de familias compuestas por una madre y un padre.

Los derechos de filiación son todos aquellos derechos civiles, sociales, de salud, educación, herencia y protección que sólo se les garantiza a las hijas, los hijos y les hijes de un solo concepto de familia. Esto, para quienes nunca cuestionan esta exclusión y que incluso pueden estar de acuerdo con que se les reserven estos derechos solo a ellos/as/es, arbitrariamente condicionado a la orientación sexual o identidad de género de su mamá puede ser normal. La violencia sistemática del Estado es naturalizada incluso por personas LGBTIQ, esto sucede por habernos literalmente educado desde el heterocentrismo y la cisnormatividad, desde incluso antes de nacer, con cosas tan triviales pero que nos marcan de por vida relacionadas con la asignación social y cultural de roles basado en el sexo de cada persona. Estos roles obedecen a la opresión que se nos impone desde el vientre a un heterosexismo forzado, al ser cisgénero (no trans) obligadamente, coartando la libertad de ser de cada niño, niña y niñe que nace dentro de este sistema. Todo esto en base a satisfacer las proyecciones de los adultos impuestas por sobre la libertad de los hijos de ejercer todos sus derechos como sujetos progresivamente autónomos, sino que los reduce a ser meros objetos, a la merced del deber preferencial de sus padres, y no cualquier tipo de padres, sino que la madre muy heterosexual y el padre muy macho y heterosexual.

¿En este ciclo vicioso que se repite de generación en generación, dónde están los derechos de las niñas, les niñes, los niños y adolescentes? Se perdieron. Hace mucho tiempo.

¿Por qué luchar por los derechos de filiación de manera independiente del proyecto de ley sobre matrimonio igualitario?

Es muy simple, y obedece al respeto por los derechos de las niñas, les niñes, los niños y adolescentes y no a la relación de pareja de los o las adultos/as. Vamos al grano: Legislar por los derechos de filiación solo a través del proyecto de ley de matrimonio igualitario, es nuevamente garantizar los derechos de filiación para sólo dos tipos de hijos, los que son concebidos a través de las técnicas de reproducción humana asistida o por la adopción.

Legislar por los derechos de filiación bajo el marco del matrimonio, es un retroceso de 20 años en materia de filiación. Es decir, se creará distinciones entre los hijos por la manera en que son concebidos o adoptados, elaborando nuevamente una ley arbitrariamente discriminatoria que atenta de manera violenta y deja en desprotección a aquellos hijos que ya existen y son de familias ensambladas.

Además, obliga a las parejas LGBTIQ a contraer matrimonio, concebir a los hijos a través de la reproducción asistida y/o co-adoptar por integración a sus propios hijos e hijas que han criado en conjunto con su otra mamá o papá.  Para algunos, para la prensa, para el gobierno anterior, esto es un avance, para nosotras en particular, para las familias ensambladas, esto es discriminación.

Aclarando que el avance del matrimonio igualitario si bien es positivo para las parejas LGBTIQ que desean acceder a aquellos derechos civiles, seamos transparentes en decir que no soluciona la inequidad de los derechos de filiación, ya que sólo busca regular dos tipos y con la obligación de contraer matrimonio. Por ende, es un retroceso heterocentrista.

¿Cómo ven el futuro de la tramitación del Proyecto de Ley de Filiación para Hijas e Hijos de Familias LGBTIQ durante el mando del presidente Sebastián Piñera?

Sinceramente, sabemos que se nos avecinan cuatro años donde lo más probable es que la lucha por los derechos de filiación de nuestros hijos e hijas no será muy fácil y de pronto veremos barreras por parte de Chile Vamos en materia de derechos de las niñas, niños, niñes y adolescentes de familias diversas durante su tramitación, con argumentación sin fundamentos y con una bajeza que nace desde la incitación plena al odio. Por experiencia propia en las sesiones de la cámara baja y alta hemos sido abiertamente discriminadas por diputadas/os de Chile Vamos, por abogadas y abogados de fundaciones que se dedican a defender una familia, que jamás hemos atacado, la heteroparental y matrimonial.

No obstante, a esta realidad política, no bajaremos los brazos. Al contrario, ahora más que nunca, trabajaremos sin descansar para erradicar finalmente la legitimización de las y los hijas e hijos de familias con dos madres o dos padres.

Nuestras hijas, hijos e hijes valen la pena, son merecedores de recibir un trato equitativo en todo sentido y todo ámbito de sus vidas.  Además, la sociedad chilena avanza en esta materia de manera muy rápida, vamos viendo que, en los hechos, las diversas realidades cotidianas de familias lesbomaternales, que el respeto por la dignidad humana de nuestras niñas, niñes y niños se aborda en la comunidad educativa con mucha responsabilidad. A la vez, vemos que como familias somos capaces de sacar adelante a nuestras hijas e hijos desde el principio de su interés superior, como sujetos de derechos. Algo de lo cual, sin duda el Estado chileno aún en 2018, no se ha hecho cargo.

Nosotras desde Familia es Familia, junto a la Clínica AIP y la Facultad de Derecho de la UDP, enmarcado en el Día Internacional De La Equidad De Las Familias, les extendemos una invitación a quienes les interesa aprender más a fondo sobre la temática, pueden hacerlo inscribiéndose en el enlace que se indica a continuación.

Inscripción al Seminario #IFED2018 Derechos Filiativos Ahora Día Internacional de la Equidad de las Familias #LosDerechosDeLxsNiñxsImportan

Fecha del evento: 4 de mayo del 2018 a las 18hrs Lugar de evento: Aula Magna de la Facultad de Derecho de la UDP Dirección: Av. República, Santiago Cualquier duda escribe a familiaesfamiliachile@gmail.com Familia es Familia Chile en conjunto a la Facultad de Derecho de la UDP les queremos extender una invitación al Seminario #IFED2018 sobre Derechos Filiativos como actividad oficial del Día Internacional de la Equidad de Familias.

También quedan invitades a la Marcha #IFED2018 con el lema #LosDerechosDeLxsNiñxsImportan y si lo desean pueden conocer más sobre la marcha en el siguiente enlace ACÁ.  


Claudia Amigo


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE