El jefe de la Fiscalía Metropolitana Sur, Raúl Guzmán, y el fiscal jefe de Rancagua, Sergio Moya, solicitaron al vaticano el informe elaborado por el obispo Charles Scicluna, por denuncias de abusos sexuales cometidos por sacerdotes.


Esto debido a las investigaciones que ambos persecutores están llevando a cabo por delitos de connotación sexual al interior de la iglesia católica chilena. La información fue confirmada por los mismos fiscales Raúl Guzmán y Sergio Moya.

El fiscal Guzmán dijo a radio Bío Bío que “vamos a preparar un requerimiento internacional a fin de que se nos remita el informe que elaboró en su oportunidad monseñor Scicluna para determinar si en el contenido de dicho informe existen otros antecedentes o eventualmente otras víctimas de delitos de abusos sexuales por parte de miembros de la Congregación Marista”.

Moya comentó que “es de público conocimiento las declaraciones del máximo Pontífice en el sentido de prestar cooperación y tenemos que hacer las peticiones y seguir los canales normales y ver si nos llegan nuevos antecedentes”.

En el caso del ex canciller del Arzobispado Óscar Muñoz Toledo, el persecutor sostuvo que “él se autodenunció y queremos saber si los antecedentes que tenemos en nuestro poder están completos o no”.

Cabe recordar que ante de abandonar el país, el obispo Scicluna debió declarar ante el fiscal Guillermo Adasme, por la investigación de denuncias de abuso sexual por parte de sacerdotes de la congregación marista.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE