El jueves 12 de abril, y por unanimidad, los cinco jueces designados por el Colegio de Abogados para revisar la presentación en contra de Mario Schilling Fuenzalida por el caso Hijitus determinaron que procedía que el profesional fuera expulsado de la institución.


Los fundamentos de la decisión de los consejeros Julio Pellegrini Vial y María Magdalena Atria Barros, y los jueces éticos Manuel Blanco Claro, Enrique Vargas Viancos y José Pablo Forteza Gómez, constan en la sentencia de primera instancia entregada a las partes el pasado 3 de mayo. En esta, los personeros aseguran que el abogado, entre otras faltas, “mintió en forma reiterada en los medios de comunicación”.

Estaba en pleno auge uno de los casos más bullados que llevó: la denuncia por supuestos abusos sexuales en el jardín infantil Hijitus de La Aurora. Mario Schilling figuró dando diversas entrevistas en que detallaba los hechos, instó a los padres a indagar sobre la posibilidad de que sus niños hubieran sido víctimas de tocaciones impropias en el recinto y fue grabado mientras, junto al ex asesor del Presidente Sebastián Piñera, José Miguel Izquierdo, pateaba el portón de la familia propietaria de Hijitus que supuestamente había sido cómplice de los abusos.

En junio del año 2012, el abogado Mario Schilling escribió en Twitter que dedicaría el resto de su vida a perseguir pederastas, por lo que se dedicó a acusar de lleno los establecimientos Cumbres, Colegio Latinoamericano, jardín infantil Sunflowers, Colegio Alemán de Santiago, Colegio Mariano de Schoenstatt, Altamira, Dunalastair y otros recintos.

Dos años después, en julio de 2014, Juan Manuel Romeo Gómez, imputado por el Ministerio Publico en calidad de autor de delitos reiterados de abuso sexual impropio y una violación impropia de menor de 14 años, fue absuelto de todos los cargos y la sentencia definitiva condenó a la Fiscalía a pagar el 60% de las costas del juicio, y a los querellantes, el 40% restante.

Posteriormente, en marzo de este año, el Segundo Juzgado Civil de Santiago condenó al Estado de Chile a pagar $265 millones a la familia Romeo Gómez por daño moral y “estigmatización y juicio social” por cómo se desarrolló el caso.

El fallo consigna que Schilling además mintió respecto del lugar en el cual se habrían cometido los supuestos abusos, de hecho, el abogado adujo que “tendría una puerta que no era transparente, en circunstancias que en las fotografías exhibidas en la audiencia de juicio penal y que fueron tomadas por personal policial el mismo día de la detención del imputado, aparece claramente que dicha puerta tenía una ventana de vidrio y que la foto en que se había basado el reclamado para hacer sus aseveraciones era del año 2011”.


Lea además:


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE