Argentina : Dos mujeres y un niño de 4 años fueron encontrados muertos en su domicilio de la localidad mendocina de Maipú. Por el triple asesinato, la policía detuvo a un joven de 23 años. Las víctimas fueron identificadas como Alejandra Ferreyra, de 48 años; su hija Karen Arenas, de 22; y el nieto y sobrino de ambas Yariel Bruno, de 4. Sus cuerpos fueron encontrados por la madre del menor “brutalmente asesinados”, de acuerdo a lo informado por el diario mendocino Uno. Esta madrugada alrededor de la 1:30, la madre del chico llegó al domicilio del barrio Bandera Argentina donde halló los cuerpos, los cuales presentaban signos de violencia y heridas de arma blanca. Según el testimonio de varios vecinos, por la noche se había ido de la casa el novio de una de las víctimas por lo que la policía decidió arrestarlo. Las autoridades constataron que en el lugar de los asesinatos hubo un intento por “limpiar la escena del crimen” y por los datos aportados por testigos, las autoridades se dirigieron al domicilio del acusado, identificado como Ezequiel Ledesma. Cuando se acercaron hasta el domicilio del joven, encontraron, entre otras cosas, zapatillas manchadas de sangre. Lo arrestaron y fue puesto a disposición de la justicia.   LA DEFENSA DE LA FAMILIA DEL JOVEN Nora, la madre del sospechoso del triple crimen, aseguró  que su hijo “es inocente” y que al momento del hecho se encontraba con sus amigos. “Estuvo jugando a la pelota con los amigos y después cuando escuchamos los gritos fuimos a ver que pasaba”, dijo la mujer en declaraciones a la prensa. La mujer afirmó que las manchas de sangre que encontraron en las zapatillas de su hijo se encontraban en su hogar por su mascota, un caniche. “El perro era de los dos y eran novios desde hace dos años. El perro iba y venía de las dos casas. Se manchó y después se acostó sobre la zapatilla de mi hijo” , detalló. Además, la mujer que vive a 50 metros de la casa donde ocurrió el triple crimen dijo que su hijo no tiene antecedentes y que era un buen novio. “Siempre la llevaba y la traía a todos lados. Ellos eran inseparables. Todavía no puede hablar con mi hijo porque vine a buscar el documento, él corrió a ayudar a la cuñada, a la mamá del nene que está muerto y vimos el móvil, gritos. Corrimos a ayudar a esta chica para ver qué pasaba y ahí nos encontramos con la sorpresa de lo que había pasado”, concluyó.

(Fuente www.perfil.com).

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE