Después de sus comentadas y polémicas apariciones en el Mundial de Rusia 2018, Diego Armando Maradona, a sus 59 años, comenzó una nueva etapa de su carrera ligada al fútbol, convirtiéndose esta vez en el presidente del club Dinamo de Brest de Bielorrusia.


Acorde a su condición de leyenda del fútbol mundial, el argentino tuvo una masiva y ostentosa recepción en la ciudad donde desempeñará su nuevo trabajo, siendo recibido con una banda musical y una alfombra roja en su bajada del avión.

Los agasajos no solo quedaron en eso, pues al ‘10’ le obsequiaron un anillo de brillantes y fue trasladado hasta el estadio del equipo en una inmensa camioneta Overcomer Hunta, muy similar al tamaño de un tanque pequeño.

Pero eso no fue todo, ya que este vehículo anfibio, que tiene la capacidad de navegar a una velocidad de 8 kilómetros por hora, finalmente le fue regalado al campeón del mundo de 1986, según consigna Olé de Argentina.

“Vamos a intentar armar un equipo que luche los primeros lugares” del campeonato, aseguró Maradona respecto al equipo que actualmente aparece en el sexto lugar del torneo bielorruso.

Respecto a si estaba dispuesto a aguantar el frío del país, Maradona sostuvo: “Cuando era pequeño, no tenía zapatillas, iba descalzo, es por eso que no le temo a la nieve. Puedo vivir sin ningún problema en Bielorrusia”.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE