La revista Time enfrentaba este viernes un debate después de conocerse que la niña que aparece en su portada de la próxima edición y llora desconsoladamente mientras su madre es revisada por un agente fronterizo no corrió la misma suerte de numerosos niños que han sido separados de sus padres migrantes.


Mientras la portada de la revista recorría los medios del mundo y las redes sociales, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó a sus opositores demócratas de difundir “falsas historias de tristeza y duelo” sobre los niños separados de sus padres migrantes en la frontera con México.

“Nuestra frontera sur debe seguir fuerte”, publicó en Twitter. “No podemos permitir que nuestro país sea invadido por inmigrantes ilegales mientras los demócratas cuentan sus falsas historias de tristeza y duelo, esperando que eso los ayude en las elecciones”, agregó.

El montaje de la portada de Time que enlazó la foto de la niña con otra del Presidente Trump donde inclina su cabeza para mirarla junto a la frase “Welcome to America”(Bienvenido a América) pasó del impacto a la controversia tras declaraciones de su padre y autoridades que negaron la separación.

El padre de la niña, Denis Varela, confirmó a The Washington Post que su esposa, Sandra Sánchez, de 32 años, no había sido separada de la niña, y que ambas están detenidas juntas en un centro para inmigrantes en la ciudad de McAllen en Texas.

En medio del debate, Time reconoció el martes pasado que se había equivocado sobre “lo que ocurrió con la niña de la foto después de que hubiera sido sacada del lugar. La niña no fue llevada en llantos por agentes de la policía fronteriza de Estados Unidos;su madre la recogió y ambas fueron llevadas juntas”, señala en su publicación en internet.

Una versión que fue ratificada por el gobierno hondureño, que señaló que Yanela Varela no fue apartada de su madre.

Pero las críticas contra la publicación, entre ellas del hijo del Presidente, Donald Trump Jr, y de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, continuaron y no faltaron los que calificaron la portada de “fake news”. Pero lo cierto es que no se trata de una noticia falsa. Las fotos fueron reales, de una situación que verdaderamente ocurrió. 

“Es vergonzoso que los demócratas y los medios explotaran esta foto de una pequeña niña”, tuiteó la vocera Sanders. “No fue separada de su mamá. La separación que hubo fue de los hechos”, añadió, llamando a los demócratas a “unirse al presidente” para “reformar nuestro sistema migratorio”.

Por otro lado, el hijo de Trump tuiteó estar “sorprendido de que los medios y, especialmente, la revista Time puedan estar tan llenos de basura …¿A quién estoy bromeando? Nadie se sorprende más. No hay nada bajo a lo que no recurran para su narración”.

La portada de Time, que saldrá a la venta el próximo 2 de julio, llegó en medio de la controversia por la separación de los hijos y los padres que cruzan la frontera de México hacia Estados Unidos en forma ilegal.

Más de 2.300 niños y jóvenes migrantes, que en su mayoría huyen de la violencia en Centroamérica, fueron separados de sus familias tras su arresto en la frontera y enviados a centros de detención, a veces a más de 3.000 km de donde están sus padres o tutores.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE