El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, junto a la subsecretaria de la cartera, Alejandra Bravo, firmaron un histórico acuerdo con las 345 municipalidades de Chile para poner fin a los denominados loteos irregulares o “brujos”, que utilizan especuladores en todo el país, enriqueciéndose y engañando a miles de chilenos que compran terrenos para construir sus viviendas.


A través de este acuerdo, Bienes Nacionales y las municipalidades se comprometieron a generar una mesa de trabajo que permita terminar con la generación de loteos irregulares que constituyen un ilícito sancionado con una pena que puede llegar hasta los 10 años de presidio.

El ministro Ward sostuvo que “hoy estamos diciendo fuerte y claro que no queremos más abusadores que se aprovechen de la buena fe de personas, que por desconocimiento compran terrenos esperanzados en la construcción de sus viviendas y lo que están recibiendo finalmente no es un título de dominio”.

“Ahora con el apoyo de todas las municipalidades del país, de los notarios y conservadores de bienes raíces, queremos decir basta a esta situación que afecta los sueños de tantas personas y que sólo en la Región Metropolitana alcanza a más de 600 loteos irregulares. Queremos ponerle una lápida a los loteos irregulares, queremos declararle la guerra a los loteos irregulares y decir que esta alianza va a tener tolerancia cero”, dijo el secretario de Estado.

Por su parte, el presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, el alcalde de La Granja, Felipe Delpin manifestó que “formamos parte de un importante programa, ‘Chile Propietario’, que va dirigido a todas las comunas del país, principalmente las rurales. Los loteos brujos o irregulares generan un problema grave, que se ha expandido a lo largo del país”.

“Este convenio resuelve el problema de miles de chilenos, que han heredado un terreno o propiedad y no pueden regularizar su situación notarial, por lo tanto este programa permite que el Ministerio de Bienes Nacionales junto a los municipios puedan resolver y regularizar esta situación”, añadió Delpin.

Por su parte, la subsecretaria Bravo indicó que “creemos que hay situaciones en las que sí se justifica un loteo, como por ejemplo cuando hay sesiones de terrenos familiares, donde los padres entregan los terrenos a sus hijos, ahí es entendible, pero no es el caso de especuladores inescrupulosos que sólo lucran con el desconocimiento de las personas”.

En este sentido, las autoridades llamaron a distinguir entre loteos irregulares derivados de la comisión de un ilícito, en cuyo caso la posesión se origina por la adquisición de derechos y/o acciones de un inmueble con el objetivo de comercializarlo, y los terrenos en cuyo caso la posesión deriva de la ocupación histórica de la propiedad.

Según informó el Gobierno, en la actual administración se ha detectado la existencia de una “proliferación de loteos irregulares, generados por la disposición de terrenos emplazados en zonas rurales, cuyo objeto ha sido la creación de núcleos urbanos apartándose de la normativa urbanística que regula dichos predios”.

Los 345 municipios del país estuvieron representados por la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM), la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch) y la Asociación de Municipalidades Rurales de la Región Metropolitana (Amur). Además, la actividad contó con la participación de la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE