El Ministerio de salud retiró el párrafo que impedía a los establecimientos de salud que reciben dineros estatales declararse como objetores de conciencia.


Por la vía judicial la Universidad Católica estaba intentando frenar la aplicación de la llamada Ley de Aborto Terapéutico en sus centros de medicina. Acusaban de arbitrario y excesivo el protocolo que impedía ejercer la objeción de conciencia a las instituciones que mantienen convenios con el Ministerio de Salud.

Esto cambió a 12 días de asumir el gobierno de Sebastián Piñera, ya que este viernesentró en vigencia un nuevo protocolo para la manifestación de la objeción de conciencia, para así abstenerse de realizar abortos.

Según consigna El Mercurio para Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica, el cambio es positivo y señala que “nosotros pusimos ese recurso después de haber conversado con el gobierno anterior para solicitarle cambios al protocolo, porque nos parecía que alteraba el espíritu de la ley”.

El ministro de Salud Emilio Santelices señaló que “Solo hemos hecho una precisión, a objeto de que no se confunda lo que significa la objeción de conciencia con otro tipo de relación que existía entre los prestadores y las prestaciones de salud que ellos les otorgan a los pacientes”.

Con esta modificación los centros de salud privados que tengan convenios con el Estado pueden ser objetores de conciencia y negarse a realizar abortos en sus instalaciones.

En tanto la opocisión rechazó la modificación del protocolo y acusan de falso el llamado de Piñera a realizar “acuerdos nacionales”.


Voz Ciudadana Chile en facebook

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE