La tasa de desempleo subió a 7,2% el segundo trimestre comparado con el 7% de desocupación que se anotó tanto en el periodo marzo-mayo como en el trimestre abril – junio del año pasado, informó este martes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La cifra también fue superior a las expectativas de los analistas que habían pronosticado una tasa de 7% para el periodo.

El alza anual de la tasa de desocupación fue consecuencia del crecimiento en 2,2% de la fuerza de trabajo, por sobre el reportado por los ocupados de 2,1%, lo que generó una mayor presión en el mercado laboral, reflejado en un incremento de 4,1% de los desocupados.

Estos últimos fueron incididos por cesantes (3%) y por quienes buscan trabajo por primera vez (15%).

Los sectores transporte (10,3%), enseñanza (6,8%) y actividades profesionales (14,3%) aportaron las mayores incidencias positivas en el aumento de los ocupados. Según categoría laboral influyeron, principalmente, los asalariados privados, que crecieron 1,6%, la mayor variación desde diciembre-febrero 2016.

La población fuera de la fuerza de trabajo o inactiva aumentó 1%, explicada por el alza de 1,9% registrada por los inactivos habituales, mientras que los inactivos potencialmente activos decrecieron 4,6%. El incremento anual de inactivos fue inferior al observado a igual trimestre del año anterior.

La tasa de desocupación de las mujeres fue 7,9%, creciendo 0,3 puntos en doce meses, mientras que la de los hombres se situó en 6,6% y se mantuvo constante anualmente.

La tasa de desocupación más alta según tramo etario, se observó, como es habitual, en el segmento de 15-24 años y fue de 18,2%, con un alza de 1,0 pp. en doce meses.

La tasa de presión laboral aumentó 0,4 puntos en doce meses y se ubicó en 13,1%, producto de las alzas de los ocupados que buscan empleo (7,5%) y de los desocupados (4,1%), sumado a la disminución de 10,9% de los iniciadores disponibles.

En comparación con el trimestre anterior, la tasa de ocupación informal fue 28,7%, registrando una reducción de 0,1 pp. En el mismo período, los ocupados informales se contrajeron 0,6%.

La tasa de desocupación ajustada estacionalmente alcanzó 6,8%, aumentando 0,1 pp. trimestralmente. En las mujeres llegó a 7,6% y en los hombres, a 6,2%.

En doce meses, la tasa de desocupación aumentó en nueve regiones, disminuyó en cinco y se mantuvo en Los Ríos. El mayor incremento se produjo en Magallanes (3,7 puntos), en tanto que la reducción más importante fue en Valparaíso con una caída de 1 punto.

La tasa de desocupación en la Región Metropolitana aumentó 0,3 puntos en doce meses 7,3%, mientras que en el Gran Santiago se elevó 0,1 puntos a 7,1%.

FUENTE- latercera.com/

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. EN VOZ CIUDADANA CHILE